Controles de alcoholemia

¿Qué es un control de alcoholemia? 

El control preventivo de alcoholemia es un examen que mide la concentración de alcohol en sangre de una persona. La forma más común de medir el alcohol es con un alcoholímetro, que es un aparato que mide el grado de alcohol que tiene un gas. Para poder saber cual es tu medición, tenés que soplar en la boquilla que tiene el aparato. 

¿Quién lo realiza?

Son coordinados por el personal de la Dirección General de Seguridad Vial y lo realiza el Cuerpo de Control de Tránsito (Caminera) y las fuerzas de seguridad. 

¿Cuándo se realizan? 

Los controles son aleatorios y espontáneos. 

¿Dónde se realizan?

Normalmente se hacen en las autopistas, en las entradas y salidas de ciudades muy concurridas o donde la vida nocturna es muy abundante. También se realizan en avenidas principales y puentes conectores. 

¿Cuál es el límite tolerado de alcohol en sangre?

Si bien la ley determina que se prohíbe conducir si uno tiene más de 500 miligramos de alcohol en sangre en caso de vehículos, o de 200 miligramos de alcohol por litro de sangre en caso de ser motocicletas o ciclomotores, en algunas ciudades o municipios del país, la tolerancia es cero. No puede conducir quien haya bebido alcohol, aunque no llegue a la medición tolerada. 

En caso de ser un conductor de transporte público, tiene prohibido conducir si bebió, indistintamente del resultado que arroje la medición.

Desde DOTOR te recomendamos que si tomaste, NO MANEJES.

¿Qué pasa si supero el limite?

Si superas el límite del alcohol en sangre, pueden detenerte, secuestrarte el vehículo, restarte todos los puntos de tu carnet de conducir y hasta arrestarte. 

La multa por alcoholemia positiva, va desde las 200 unidades fijas a las 400 unidades fijas. 

Si yo tomé, ¿Puede manejar otra persona que no haya bebido? 

Si, si esa persona tiene carnet de conducir, puede hacerlo siempre y cuando no haya bebido alcohol también. 

¿Qué pasa si esa persona no tiene tarjeta azul?

A esta interrogante la respondemos en el siguiente artículo.

¿Puedo negarme a ser sometido al test de alcoholemia? 

Si, la negativa es un derecho del conductor. Pero debe ser consciente de que ante esa negativa, será sancionado con una fuerte penalidad. Recomendamos desde DOTOR siempre colaborar con el personal de seguridad vial. 

¿Por qué no se recomienda manejar si tomé alcohol?

Porque el alcohol disminuye tus reflejos, altera tu percepción de las distancias, aumenta tu sensibilidad a la luz, reduce tu campo visual y todo esto puede provocar accidentes, que pueden terminar en tragedia. Desde DOTOR siempre vamos a pedir que que no conduzcas si tomaste. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.