¿Qué son las causas de fuerza mayor y qué no lo son? Ejemplos

¿Qué son las causas de fuerza mayor?

Las causas de fuerza mayor son todos aquellos hechos que no se pueden evitar ni tampoco se pueden prever.

¿Cómo debe ser un hecho para considerarse de fuerza mayor?

Para que un hecho se pueda considerar de fuerza mayor, debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Debe ser imprevisible. Objetivamente, el hecho no debe haber sido previsto por un hombre medio en conocimiento de las circunstancias del caso.
  • Debe ser inevitable. Lógicamente, un hecho que no se pudo prever, no se pudo evitar. Incluso si pudo preverse, pero no pudo evitarse, también podría tratarse de un caso fortuito. Lo fundamental es que ni el sujeto obligado, ni cualquier persona media en su lugar, podría haber impedido el hecho o el daño.
  • Debe ser ajeno a las partes. El daño no debe haber sido facilitado por culpa de quien lo provoque y no debe tratarse de un riesgo propio de la actividad.
  • Debe ser sobreviniente. No debe haber sido conocido ni haber existido al momento de contratar.
  • Debe ser invencible. Debe tornar de cumplimiento imposible la obligación asumida. Si la hiciera excesivamente onerosa, debería procurarse un reajuste equitativo invocando la teoría de imprevisión o excesiva onerosidad sobreviniente.
  • Debe ser actual. Debe existir al momento de la exigibilidad de la obligación y no ser una mera amenaza o posibilidad. Si existió en algún momento de la relación contractual, pero desapareció al momento del cumplimiento, el deudor debe cumplir su obligación.

¿Para qué sirve determinar esto?

Para el derecho es muy importante determinar si una causa es de fuerza mayor, ya que esto determina la responsabilidad por daños sufridos. Nadie puede responder por un suceso que no se puede prevenir ni prever.

¿Qué no son las causas de fuerza mayor?

No serán causas de fuerza mayor las que deriven de la negligencia, es decir, todas aquellas causas que sí se pueden prever y evitar, como un accidente de tránsito por conducir bajo los efectos del alcohol. En este caso existe responsabilidad y consecuencias jurídicas por lo sucedido: quien haya actuado de forma negligente, estará obligado a pagar los daños causados. 

¿Podrían mencionar algunos ejemplos?

Si. Ejemplos de fuerza mayor son todos los desastres meteorológicos, como las inundaciones, la caída de un rayo, un terremoto, un tsunami, etc., son todos acontecimientos cuyo suceso puede tener consecuencias de todo tipo, como el incendio, derrumbe, pérdida de bienes o de puestos laborales, etc. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.